Peligro de explosion en el molino de granos

Prostratricum

La adicción al trabajo es una adicción psicológica permanente. Se expresa por la constante necesidad de cumplir con sus deberes, en cuyo éxito se ignora a la familia, los amigos, el descanso y el sueño. Por supuesto, la característica es una bebida con los hechos de ser cada empleado. Es por eso que la adicción al trabajo es una adicción que no se acumula en la vergüenza. ¿Y cómo reconocerlos uno al lado del otro?

La adicción al trabajo se caracteriza por una gran necesidad de trabajo diario. Los pacientes tratan cada momento libre como un tiempo muerto. Luego tienen molestias y mal humor. A menudo se quedan en nuestras oficinas después de horas y estallan con cualquier día y feriado. Esto se debe a que descuidan a su familia, y no obtienen ningún entretenimiento de sus amigos, ni desarrollan sus pasiones e intereses. Muy a menudo es causada por dolores de cabeza crónicos, náuseas, cansancio y hechos con atención y sueño.

Para facilitar el tratamiento, vale la pena encontrar los comentarios de este punto. Por lo general, están obligados por los perfeccionistas típicos. Hay grandes ambiciones y quieren hacer todo perfectamente, con mucha precisión, sin inconvenientes. Muchas personas también piensan que la adicción al trabajo puede mezclarse con una sensación de inutilidad. Los adictos a menudo pueden tener problemas materiales en la historia, y hoy quieren usar nuestra carrera sabiamente para aumentar sus ingresos.

La adicción al trabajo, como toda adicción psicológica, planea sus propios efectos negativos. Paradójicamente, lo mismo entre ellos es una disminución de la eficiencia y la productividad. Los adictos al trabajo están cansados ​​del desempeño continuo de los deberes, y no se dan cuenta de la situación actual de que realmente pierden mucho tiempo, por ejemplo, para cuidar las cosas y pensar en todo. El peor efecto secundario es perder el cuidado de nuestro departamento, razón por la cual los adictos deben optar por la psicoterapia adecuada.