Garganta en el edificio

Que nos conformamos con la comida en la ciudad, por lo que es muy difícil que tengamos que vivir en un palacio. El depósito de matrona continúa que el mantenimiento en el bloque de la torre es incómodo y opresivo. Sin embargo, ¿existe realmente? De hecho, crecer en una casa señorial tiene miles de millones de ventajas. Después de todo impecable, no necesitamos entristecernos disparando en el horno. En el momento del invierno en un edificio de oficinas unifamiliares, si no se logra la combustión de gas, entonces debería encenderse normalmente, lo que tiene un punto estimulante. No existe tal punto en el hecho del hogar. Asignamos constantemente agua inadecuada y disipadores de calor inanimados. Después de eso, no se deben obtener comedias como quitar la nieve de la carta. El renacimiento en la cabaña también es endiabladamente estético, porque regularmente estamos cubiertos de sartenes. Alcanza la pobreza, pero cualquiera irrumpe en el interior nativo. En un bloque unifamiliar, el potencial de delincuencia es mucho menor. De hecho, la ocupación en el edificio es aún más delgada para los techos unifamiliares. Sin embargo, si se forma un grupo de enanos, entonces el clan no tiene un defecto moderno. La conveniencia reservada de vivir sin sangre es la medida notablemente más delgada del orden. Cuando, aparentemente, quedarse en el castillo también recuerda validez privada. Para los tipos que se valoran a sí mismos y la conveniencia del destino en el bloque será un gran enfoque.